domingo, 12 de febrero de 2017

Los refuerzos Damián Lizio y Villota quedan en deuda



No mostraron nada. Pésimo debut de Damián Lizio y Sebastián Villota en Oriente Petrolero. Había mucha expectativa por ver en cancha a las dos apuestas fuertes que hizo la dirigencia para esta temporada, pero ni el argentino ni el colombiano pudieron gravitar para que los verdolagas sumaran tres puntos en su primer partido de local en el torneo.

Villota, que inició de titular, sufrió por el costado derecho. La presencia de Jiménez y de Hurtado encima de él no le permitió mostrar sus condiciones con el balón, tanto así que tuvo que cambiar de banda con Matheo Zoch para tratar de asociarse con Alí Meza y de esa forma alimentar a Carmelo Algarañaz arriba.

Los intentos del mediocampista quedaron en nada porque la defensa rival trabajó a la perfección y Villota se fue perdiendo con el paso de los minutos. En el segundo tiempo, el técnico Wilson Gutiérrez apostó por el ‘Enano’ Lizio para darle mayor dinámica a su equipo, pero su falta de ritmo y estar parado casi un año sin jugar en Brasil le pasó factura.

El argentino no fue ni la sombra de cuando jugaba en Bolívar. Tuvo un par de oportunidades para que Oriente descontara, pero su elección para finalizar la jugada fue errónea. Ambas incorporaciones están fuera de ritmo y eso su equipo lo sintió ante Petrolero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada